Módulo II: El Individuo, la sociedad y las pseudociencias

La dependencia cada vez mayor de la ciencia y la tecnología para la supervivencia de los modos de vida de las sociedades del bienestar occidentales no lleva consigo el apoyo incondicional a la ciencia y a la investigación científico-tecnológica por todos los sectores y ámbitos sociales. Si el avance y desarrollo de la ciencia y la tecnología depende de la sociedad, tanto de los agentes económicos como de los responsables políticos, es deseable que sea la sociedad, especialmente la sociedad civil, la encargada de tomar las decisiones que afectan tanto a la orientación de la investigación cuanto a los recursos económicos y humanos necesarios para llevarla a cabo.

Difícilmente podrá la sociedad tomar decisiones acerca de la investigación científica y los desarrollos tecnológicos si no dispone de información suficiente acerca de la ciencia. Por una parte, ello supone la necesidad de que las instituciones encargadas de hacer ciencia y tecnología se preocupen por establecer canales de comunicación con la sociedad, especial pero no exclusivamente a través de los medios de comunicación social. Por otra parte, supone hacer frente, desde diversos ámbitos sociales y también desde los medios de comunicación social, al auge del irracionalismo y de las pseudociencias y paraciencias que en los últimos años se han extendido de modo espectacular, no sólo entre la población con niveles de estudios bajos sino también entre los estudiantes y titulados universitarios.

En este módulo se van a abordar las diversas formas en que se relaciona la sociedad y el individuo con la ciencia y las pseudociencias. Los procesos de construcción y distribución social de la ciencia y las pseudociencias, el estudio de cómo el Derecho y las leyes consideran a la ciencia y las pseudociencias, especialmente cómo protegen a la ciudadanía en los casos tan frecuentes de estafas y engaños procedentes de los diversos "profesionales" de las pseudomedicinas o la adivinación, comportamientos y los ajenos, son temas que se abordan explícitamente en diferentes charlas. También se abordará el papel del Estado en la investigación científica, especialmente el caso de España. Además, se analizarán a la luz de la evidencia científica, algunas ideologías y planteamientos pseudocientíficos, como la Nueva Era, los OVNIs, los fenómenos paranormales en general y las interpretaciones erróneas de los hallazgos de la arqueoastronomía.

Muchas de las creencias pseudocientíficas tienen su base en el hecho de que la evolución ha dotado a nuestra especie de una maquinaria mental muy adaptativa. Nuestros procesos mentales, como la percepción, la memoria o las creencias son extremadamente efectivos en una variedad de situaciones, sobre todo de cara a la supervivencia y a la adaptación al medio. Sin embargo, este sistema de procesamiento de información tan eficaz, rápido y económico tiene su desventajas. Nuestra mente puede llevarnos con frecuencia a conclusiones erróneas sobre la realidad. Y esto es especialmente cierto cuando hablamos de lo que podríamos denominar "experiencias anómalas", es decir, vivencias que escapan a lo normal, a lo cotidiano. Entre estas "experiencias" habría que destacar la fenomenología asociada a lo llamado paranormal, esotérico o religioso. La psicología científica y las neurociencias nos han enseñado que la explicación a la mayoría de estos supuestos está precisamente en cómo funciona nuestra mente, y son las encargadas de hacernos comprender mejor nuestra maquinaria mental, así como de desvelar los mitos sobre esa complicada pero maravillosa máquina que es nuestro cerebro. Algunas de estas explicaciones desde las ciencias de la conducta serán también abordadas en este segundo módulo.

Volver al módulo 2

1.- SOCIEDAD, CIENCIA Y PSEUDOCIENCIAS

Asistimos a una aparente paradoja en la cultura de las sociedades hiper desarrolladas y tecnológicas. Nuestras sociedades están dotadas de sofisticadas tecnologías, nuestras vidas dependen cada vez más de soluciones procedentes de la ciencia y de la técnica, pero gran parte de las creencias, las elecciones y las decisiones de las gentes, tanto con estudios como sin ellos, se basan en conocimientos falsos o en supuestos irracionales. El auge actual de las pseudociencias y la irracionalidad, tan manifiesto en los medios de comunicación, especialmente en las televisiones, es resultado de un déficit en la distribución social del conocimiento científico a través de los distintos estratos de población que componen la sociedad. Allí donde avanza el conocimiento científico sobre ciertas parcelas de la realidad retrocede el pensamiento mágico y pseudocientífico sobre esas parcelas. El déficit actual es un fenómeno complejo en el que intervienen diversos factores y causas, pero podría avanzarse que los medios de comunicación, el sistema educativo y las instituciones científicas aparecen como tres principales agentes sociales implicados en las complejas relaciones entre la sociedad, la ciencia y las pseudociencias. El incremento de la comunicación social de la ciencia y la divulgación científica por parte de las instituciones científicas, el esfuerzo por la enseñanza de las ciencias y el fomento de las vocaciones científicas y tecnológicas por parte del sistema educativo, y la divulgación científica y del pensamiento crítico en su más amplio significado en la opinión pública por parte de los medios de comunicación, son importantes áreas de responsabilidad social ante el auge de la irracionalidad y las pseudociencias.

Teresa González de la Fé

Volver al módulo 2

2.- CIENCIA Y TENCOLOGÍA EN EL MARCO DE LAS POLÍTICAS DE I+D+I

Hoy en día nadie parece poner en duda que la ciencia y la tecnología son para cualquier Sociedad moderna un bien común que precisa protección, apoyo y coordinación al más alto nivel; a nivel de Estado. Las distintas comunidades autónomas, nuestro país y la comunidad internacional así lo entienden y tratan de poner en marcha los mecanismos adecuados para procurar esa coordinación y apoyo, dotando de recursos a nuestros investigadores y centros de investigación.

Si todos parecen estar de acuerdo, ¿porqué es tan difícil poner en marcha un proyecto de investigación con el apoyo público? Si la investigación científica, el desarrollo y la innovación tecnológica (I+D+i) se entienden como algo cada vez más próximo al entorno empresarial de nuestra sociedad, con el esperado beneficio económico, ¿porqué no se aproximan también los sistemas públicos de gestión en esta materia a los sistemas propios empresariales, más ágiles y dinámicos? ¿Tiene explicación esa extraña sensación de alivio, breve pero intensa, que uno siente cuando le rechazan una propuesta de investigación a entidades públicas?

Trataremos de comprender las debilidades de los actuales sistemas públicos de apoyo a la I+D+i, regionales, nacionales e internacionales, bajo los que se mueven nuestros investigadores. ¿Porqué debemos seguir apoyando la ciencia y la tecnología desde las instituciones públicas?

No esperen salir de esta conferencia con las ideas claras sobre cómo deben ser las distintas políticas de apoyo a la I+D+i. Si así fuera, ¿cómo superarían la frustración que causa la imposibilidad de ponerlas en marcha?

Jesús Burgos Martín

Volver al módulo 2

3.- LAS FALSAS CIENCIAS COMO CALAMIDAD MUNDIAL

Las falsas ciencias son el lado oscuro de la humanidad. La era de la penicilina, de la exploración del espacio, de los microprocesadores y de la biotecnología, es también la era del auge de la astrología, la cartomancia, la quiromancia, los videntes (sean de bolas de cristal o de otro tipo), los brujos, los curanderos y el espiritismo. En la Conferencia sobre Difusión de la Ciencia (Madrid, 1955) los profesores A. Hessmans y Hougardy, del comité belga para la investigación científica de los fenómenos llamados paranormales, pusieron ya en guardia al periodista científico sobre este peligro que le acecha en todo momento, puesto que trabaja con una materia prima que se renueva cada día, que nos sorprende constantemente y que a veces no nos deja margen de tiempo para el asesoramiento o la consulta.

El divulgador no puede rechazar, a priori, algo que se le ofrece como un material informativo nuevo y curioso, pero tampoco puede prestarse al juego y convertirse en un enemigo de la ciencia, en lugar de su difusor, al poner su influencia sobre el público al servicio de hipótesis disparatadas, hechos manipulados o conceptos falseados.

La actitud ante las falsas ciencias no podrá ser sistemática y arbitrariamente hostil, ya que lo inexplicado no debe confundirse con lo inexplicable. Ciertos fenómenos que hoy nos parecen misteriosos podrían tener una explicación racional si se les somete a observación y control.

Los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad en la difusión de estos engaños. Desde hace bastantes años, astrólogos, quirománticos y otros partidarios de las pseudociencias vienen desarrollando una verdadera ofensiva sin que, en general, se haya producido el saludable contrapeso crítico. Una notable excepción la constituyó el manifiesto contra la astrología, publicado en la revista The Humanist en septiembre de 1975 y que firmaron 186 científicos, 19 premios Nobel entre ellos. En España, 258 científicos firmaron en 1990 un documento semejante. En el V Congreso Iberoamericano de Periodismo Científico (Valencia, 1990) se leyó un mensaje de escritores científicos de los Estados Unidos, bajo el título "La divulgación de la ciencia, un servicio público".

Manuel Calvo Hernando

Volver al módulo 2

5.- La Nueva Era: viejas ideas e individualismo

Las últimas décadas del siglo XX contemplaron la supuesta aparición de un movimiento silencioso, de un cambio desde el interior de las estructuras de poder, decisión y actuación del mundo actual: la Nueva Era. Se trata de una hipotética "nueva conciencia", más integrada en el entorno, de carácter predominantemente individualista (aunque a menudo, sobre todo en los últimos años, asimile la preocupación ecológica), que ve en el "cambio interior" el motor del cambio social, como una nueva "mano invisible" del liberalismo mercantilista.

En la Nueva Era se pretende hacer confluir la ciencia de vanguardia con las milenarias tradiciones místicas, dar salida a un nuevo paradigma holístico que contempla al ser humano como una entidad autónoma y conectada con los diferentes "niveles de la existencia". El desarrollo personal es el objetivo principal de este movimiento "sin dirigentes" para cuyo logro ha desarrollado multitud de "técnicas" y rescatado antiguas cosmovisiones.

Prácticas y creencias habituales en la Nueva Era son la astrología, la meditación, la medicina holística y la alternativa, los poderes ocultos de la mente, la creencia en que otras culturas han poseído estas facultades, y, en general, todo aquello que, en apariencia, liberará a los seres humanos de una época violenta, materialista, mecanicista e injusta mediante una toma de conciencia sin referentes nítidos, sincretismo creador hecho con migajas de todas las heterodoxias actuales, ocultistas y mistéricas. A pesar de que presenta como 'nueva', lo cierto es que esta especie de suave conspiración tiene antecedentes muy antiguos, en particular en los círculos esotéricos y ocultistas de los siglos XIX y XX, así como en la "parte oscura" del movimiento ilustrado. La sociedad de la segunda religiosidad y de los "nuevos movimientos religiosos" encuadrables en este movimiento universalista tiene lugar en las sociedades posmodernas y posindustriales en las que los referentes fuertes han dado paso al relativismo y a la permisividad absoluta, que impregnan cada faceta de la vida humana. La profunda secularización de la vida de la persona se refleja en una visión ingrávida de la relación de ésta con el mundo, a la medida de cada individualidad.

Ricardo Campo Pérez.

Volver al módulo 2

7.- Ovnis, historia y casuística de una creencia social

Desde que a finales de los años 40 del pasado siglo XX surgió el rumor de que en nuestros cielos estaban observándose misteriosos objetos voladores de origen desconocido es enorme el número de motivos y aspectos que ha ido adquiriendo este destacado fenómeno social de las supuestas visitas extraterrestres a la Tierra. Porque esa fue la rápida asociación que se estableció entre unas extravagantes visiones de supuestas naves aéreas y la vieja creencia en la existencia de seres alienígenas. De alguna forma la pluralidad de mundos habitados encontró un excelente nicho en los deseos colectivos y en la conciencia tecnomorfa de muchos occidentales. Así, esos seres maravillosos de otras épocas se acercaban ahora a nuestro mundo a bordo de super-tecnificadas aeronaves con posibilidades inimaginables para nosotros, cuando no en flagrante contradicción con las leyes del movimiento vigentes. El paso de los años no apagó lo que en principio no fue más que un rumor; al contrario, creció exponencialmente tanto en cantidad (número de observaciones) como en variedad (agregación de motivos). De las lejanas observaciones de los años 50 se pasó al encuentro cercano con naves u objetos enigmáticos, y de los sorprendidos pero en principio neutrales testigos se desembocó en los 'contactados', personajes que dicen estar en contacto con seres extraterrestres que les piden que sirvan de transmisores de un mensaje admonitorio o mesiánico. La dualidad bien/mal también está presente: si los contactados podrían en general catalogarse como "el lado del bien", las abducciones nos cuentan amargos traumas de secuestro humanos por parte de alienígenas amorales, experimentadores que desconocen nuestra angustia y nos someten a sesiones médicas a bordo de la nave cósmica. Ovnis, luces en la noche, marcas en el terreno, testimonios, episodios convertidos en clásicos, encubrimientos gubernamentales, con la participación de pseudoinvestigadores que se han encargado tradicionalmente de fomentar el misterio de manera sensacionalista con intención crematística y de promoción personal. Todo un rico y variado material con una historia propia que debe ser examinada a la búsqueda de lo que nos pueda decir de nosotros mismos.

Ricardo Campo Pérez.

Volver al módulo 2

8.- ARQUEOASTRONOMÍA. TEMPLOS, DIOSES Y ASTROS

El interés del hombre por los astros y la bóveda celeste se ha plasmado en la actividad religiosa y en el mundo de las creencias de multitud de culturas. La arqueoastronomía aparece como un nuevo campo de investigación multidisciplinar que pretende desentrañar el contenido astronómico de los restos materiales que nos legaron los habitantes del pasado. Al tratarse de una disciplina joven, los métodos de investigación todavía se encuentran en proceso de definición, lo que ha llevado a que algunos investigadores poco rigurosos realicen trabajos que rayen lo pseudocientífico. Por otra parte, en los medios esotéricos, la arqueoastronomía ha sido utilizada y mal interpretada en infinidad de ocasiones, lo que ha llevado a su injusto desprecio por los sectores científicos más tradicionales. En la presente conferencia discutiremos algunos casos particulares interesantes de la lucha por la racionalización de esta disciplina: la controversia sobre la astronomía en la Edad de Piedra, los claroscuros de Stonehenge, las especulaciones sobre la orientación de las pirámides de Egipto y finalizaremos con las verdades y mentiras sobre un ejemplo muy cercano: los majanos de Güímar.

César a. Esteban López
Volver al módulo 2

10.- ARTES ADIVINATORIAS Y LECTURA EN FRÍO

Desde tiempos remotos, el ser humano ha intentado predecir el futuro. También a lo largo de la historia, determinados personajes han dicho tener la capacidad de adivinar el futuro o de leer en las estrellas qué es lo que va a pasar. A pesar de que con todos los indicios racionales y científicos de los que disponemos en la actualidad, no podemos más que rendirnos ante la evidencia de que no es posible adivinar el futuro, cabe preguntarse por qué los adivinos y astrólogos hacen creer a mucha gente que tienen tales poderes. La respuesta a estas supuestas habilidades la ha aportado la Psicología. Existe toda una serie de técnicas que, utilizadas por personas entrenadas, permiten obtener información del cliente, como por ejemplo ciertas dotes para la observación atenta, basar los discursos en afirmaciones muy generales susceptibles de diversas interpretaciones, etc. Dichas técnicas, sumadas a la predisposición de quien solicita los servicios de un tarotista o astrólogo, pueden hacer pensar a cualquiera que existe una capacidad de videncia. Por último, las derivaciones filosóficas y éticas de las técnicas adivinatorias, si realmente éstas existieran, también nos llevan a la rotunda afirmación de inexistencia de tales poderes.

Carlos J. Álvarez González

Volver al módulo 2

11.- PERCEPCIÓN VISUAL,ILUSIONES Y ALUCINACIONES

La percepción es un proceso psicofisiológico que puede definirse como la actividad cognitiva del organismo provocada por la presencia física del objeto y que se efectúa a través de los sentidos. Desde este punto de vista, podríamos decir que es el punto de encuentro entre lo físico, entre el mundo externo, y lo mental. Además, son varias las ciencias que contribuyen a desentrañar este proceso tan cotidiano y a la vez tan complejo, tales como la física, la psicología y las neurociencias. En esta charla se pretende hacer un repaso por algunos de los descubrimientos más importantes en la investigación sobre la percepción visual humana para llegar posteriormente a un efecto colateral que deriva de la eficiencia y rapidez con las que funciona nuestro sistema perceptivo: las ilusiones ópticas. Veremos también cómo las alucinaciones son mucho más comunes de lo que solemos pensar y son la explicación a muchas experiencias que podríamos calificar como anómalas. Algunas de estas vivencias, las personas tienden a clasificarlas como "experiencias paranormales".

Carlos J. Álvarez González

Volver al módulo 2

12.- MEMORIA Y FALSO RECUERDO

El estudio de la memoria humana o capacidad del organismo para codificar, retener y recuperar información, es tan sugerente como complejo. Las investigaciones empíricas sobre la memoria han aportado datos que permiten atribuirle los calificativos de poderosa y flexible. Poderosa al permitir un almacenamiento "ilimitado" de información y flexible al ser capaz de utilizar múltiples estrategias que ayudan o posibilitan la adquisición y posterior recuperación de la información.

Pero al mismo tiempo, existen también datos empíricos sobre la fragilidad de la memoria. Esta fragilidad está presente en circunstancias relacionadas con las demencias (ej.: enfermedad de Alzheimer), en lesiones del sistema nervioso central (amnesias), así como en personas sanas o sin patología. Habitualmente esta fragilidad de la memoria en personas sanas se relaciona con el fenómeno del olvido, de tal manera que se asume que la memoria falla en una determinada situación cuando existen dificultades para recuperar, total o parcialmente, información que ha sido procesada con anterioridad. En ocasiones el olvido se produce de forma rápida, en otras de forma más gradual. A veces, eventos que creíamos olvidados surgen causando intrusiones con el recuerdo de otros eventos.

Pero no sólo eso, la fragilidad de la memoria humana se refleja también en el recuerdo distorsionado de experiencias previas, así como en aquellas situaciones en las que se "recuerda" información que no ha sido en absoluto procesada con anterioridad. Este tipo de errores de memoria, que en la literatura científica suele denominarse "Fenómeno del Falso Recuerdo", será el tema de la presente conferencia. Se aportarán datos sobre su obtención en estudios controlados de laboratorio y se hablará de los procesos básicos de memoria implicados en el fenómeno.

Mª Angeles Alonso

Volver al módulo 2

13.- EXPERIENCIAS INUSUALES: LA EXPERIENCIA DE SALIRSE DEL CUERPO Y EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE

Con este tema se pretende analizar las estructuras o procesos congnitivos que controlan la aparición de conductas anómalas, más que en la conducta patológica en y por sí misma. El énfasis se sitúa en experiencias anómalas e inusuales que se hace equivalente a los de disfunción y psicopatología. Esta experiencias inusuales se definen como poco comunes e irregulares, aunque son experimentadas por gran cantidad de personas, y se asume que se desvían de la experiencia ordinaria o de una explicación usualmente aceptada de la realidad.

Los dos fenómenos que vamos a ver: la experiencia de salirse del cuerpo y las experiencias cercanas a la muerte, han sido relacionadas con distintos fenómenos: con experiencias paranormales, que vendrían a confirmar según sus defensores la evidencia de la existencia de vida después de la muerte, y con trastornos o alteraciones psicológicas.

Marisela López Curbelo

Volver al módulo 2

16.- SECTAS Y PROCESOS GRUPALES

¿Cuáles son nuestros anhelos? Muchas sectas están dispuestas a adaptar su mensaje a nuestras necesidades. Una de las principales bazas con las que cuentan estos grupos es la desinformación. Cuando se acercan a una víctima potencial no muestran nunca sus verdaderas intenciones. Indagan cuáles son sus intereses y debilidades para intentar ofrecerle algo tentador. Su ideario no es necesariamente religioso. Podemos encontrarnos ante ofertas de trabajo, dietas milagrosas, formación, o cualquier otra cosa a un precio razonable.

¿Qué personas son susceptibles de entrar en una secta? Por lo general, buscan personas idealistas, capaces de entusiasmarse en algún tipo de tarea colectiva, pero también a aquellos que están pasando por un mal momento en sus vidas (depresión, separación, fracaso profesional o académico, ...).

Aunque al principio no parecen exigir nada, van urdiendo una red alrededor de sus víctimas, van rompiendo sus lazos con familiares y amigos, hasta que se encuentran totalmente atrapadas. Sus técnicas de manipulación y control son conocidas desde hace tiempo por la Psicología. Sin embargo, eso no impide que sean terriblemente eficaces en sus objetivos.

¿Cuál es la principal estrategia con la que contamos frente a las sectas? Sin duda, la información.

Rosaura González Méndez
Volver al módulo 2

17.- ANIMAL, SÍ. PERO, ¿RACIONAL?

El comportamiento humano está sujeto a innumerables decisiones, muchas de las cuales dependen de un estimación intuitiva de la probabilidad de los acontecimientos futuros. Si creemos que la probabilidad de que llueva es alta tal vez saldremos de casa con el paraguas, y si estimamos que la probabilidad de que un perro nos muerda es baja, nos acercaremos a él sin miedo. Nuestra especie ha aprendido en el curso de su historia evolutiva a predecir la probabilidad de los acontecimientos futuros a partir de su ocurrencia en el pasado. Sin embargo no lo ha hecho desarrollando un módulo matemático de cálculo probabilístico en el cerebro, sino usando herramientas generales como las que sirven para calcular la similitud entre los objetos o para evaluar la calidad de los recuerdos. Estos procedimientos son útiles porque generalmente las cosas parecidas se comportan de forma similar, y recordamos mejor lo que sucede más frecuentemente, pero hay casos en que esta habilidad se vuelve contra nosotros y nos lleva a dar por ciertas posibilidades disparatadas, temer lo imposible y desestimar la probabilidad de peligros reales. Estos sesgos se agudizan en una sociedad como la actual en que la mayor parte de la información nos llega filtrada por instancias externas, no siempre desinteresadas.

Carlos Santamaría Moreno
Volver al módulo 2

18.- ¿POR QUÉ CREEMOS LO QUE CREEMOS?

En esta charla se intentará dar respuesta a esta pregunta a partir del conocimiento que tenemos de la génesis y función de las creencias. En primer lugar definiremos el término "creencia" y a partir de esta definición, intentaremos abordar un conjunto muy amplio y generalizado de éstas, que llamaremos "creencias en cosas raras".

Veremos que existe dificultad para determinar lo que es una "cosa rara" si nos servimos exclusivamente del sentido común. Definiremos, entonces, "cosa rara" como todo aquello que se separa o que se enfrenta radicalmente al conocimiento científico. Veremos así, que la mayor parte de la historia de la humanidad se ve impregnada de este tipo de creencias, y que esto no ha sido óbice para que la especie haya tenido éxito.

Abordaremos entonces las creencias a partir de un punto de vista adaptativo. Veremos cómo sólo un pequeño número de creencias adaptativas y eficaces son suficientes para que un "salvaje" sea capaz de dominar su entorno, y cómo es posible que estas creencias puedan estar sólo en uno o unos pocos individuos y sean determinantes para la supervivencia del grupo.

La Ciencia consistiría desde este punto de vista en un conjunto o, más bien, sistema de creencias tremendamente amplio, pero poco generalizado: Muchas creencias pero en la cabeza de muy poca gente. Un pequeño grupo de individuos desarrolla y aplica conocimiento y tecnología de uso general que permite a una gran cantidad de otros individuos vivir con cierta calidad sin necesidad de incorporar creencias científicas en su "acervo cultural".

Pero ¿por qué el científico cree lo que cree y el lego cree cosas raras?... La solución la tendrás, espero, en el aula Tomás y Valiente.

Luis F. Díaz Vilela
Volver al módulo 2

19.- LA UNIDAD DEL CONOCIMIENTO. HACIA UNA CONVERGENCIA DE LAS CIENCIAS

Se trata de examinar la evidencias y posibilidades de una convergencia entre las ciencias naturales y sociales. Se parte de la premisa de que un descubrimiento en cualquier campo del conocimiento no debe asumirse como una amenaza "imperialista" de una disciplina sobre las otras. Al contrario, debe entenderse como un reto científico, que anime la discusión y el replantemiento de los principios de todas las disciplinas. De la misma manera que hay acuerdo general sobre el hecho de que el lenguaje de la ciencia debe ser claro, preciso, matemático e intencionalmente comunicable, tambien debería haberlo en el hecho de que los resultados de la investigación deben ser continuamente verificados y que ésta verificación debe servir para reexaminar las consecuencias en cada área y para la mejor comprensión de las otras. Este debate tiene conexiones claras, no sólo con las pseudociencias y los ataques pseudocientíficos al pensameinto científico y racional, sino que también se relaciona con las críticas falaces de los autodenominados posmodernistas o deconstruccionistas.

Al hilo de estas reflexiones participaran como ponentes los Dres. Profesores de la Universidad de La Laguna, D. Manuel de Vega, Catedrático de Psicología Cognitiva; D. Antonio Galindo, Catedrático de Química Orgánica; D. Jesús Sánchez, Catedrático de Filosofía de la Ciencia y D. Néstor V. Torres, Profesor Titular de Bioquímica y Biología Molecular, que actuará como moderador en la mesa redonda que seguirá a las exposiciones.

Néstor Torres Darias.

Volver al módulo 2